Cómo cortar y pelar un apio

El consumo de apio no es tan común como el de otras verduras y hortalizas. Por esta razón, muchas personas no saben cómo cortar y pelar un apio de forma correcta. Esto es importante ya que, si no se corta de forma adecuada se afectará el sabor final del producto.

La variedad del apio y el estado en que se encontraba al momento de comprarlo también influirá en la forma de prepararlo. En este artículo te mostraré la técnica correcta para limpiar y cortar el apio de acuerdo a sus características.

Partes del de apio

El apio se divide en varias partes y antes de elegir alguna de ellas debes prestar atención a los siguientes puntos:

Raíz. La raíz del apio puede llegar a alcanzar hasta 20 cm de diámetro. El sabor de la pulpa es agridulce y muy suave al paladar, además sirve como acompañante de sopas y ensaladas. Elige una raíz fresca con superficie lisa y sin nudos ni abolladuras.

Tallo. Los tallos del apio pueden alcanzar 4 cm de diámetro y son utilizados en infinidad de recetas y batidos verdes. Los mejores son los tallos frescos y crujientes. Si tienen manchas marrones o grietas es mejor no comprarlos.

Hojas. Las hojas verdes y frondosas están impregnadas de aceites naturales que son esenciales para el organismo. Por lo general se usan para aromatizar ensaladas y sopas. Antes de elegir el producto presta atención al brillo, la frescura y elasticidad de las hojas. Además, su aroma debe ser agradable y persistente.

¿Cómo cortar los tallos de apio?

  1. Corta al menos 3 cm de la parte inferior del tallo y retira los brotes superiores.
  2. Lava los tallos con abundante agua.
  3. En este paso actuamos según la calidad del producto. Si el apio es tierno y la superficie es lisa y sin grietas, no es necesario que la remuevas. Por el contrario, la superficie es rígida y está cubierto por una película densa y arrugada, entonces debe retirarse.
  4. Usa un cuchillo o pelador de verduras para sacar la parte fibrosa que a veces amarga.
  5. Seca los tallos con una toalla de papel o paño limpio y córtalos del tamaño que prefieras.

¿Cómo pelar la raíz del apio?

  1. Enjuaga la raíz con agua directa del grifo por varios minutos para eliminar la suciedad.
  2. Con un cuchillo corta ambos extremos de la raíz.
  3. Retira las manchas oscuras o cualquier irregularidad con un pelador de verduras o cuchillo.
  4. Enjuaga de nuevo la raíz y seca con un paño limpio.
  5. Puedes cortar la pulpa en trozos o rallarla de acuerdo con la receta que vayas a preparar.

La raíz del apio pelada se oscurece cuando está en contacto con el oxígeno. Por eso, antes de usarla puedes sumergirla en agua o en jugo de limón. Después escurre y agrega al plato.

Para obtener todos los beneficios del apio y disfrutar de su agradable aroma, es necesario seguir todas estas sugerencias. Recuerda que la forma como lo prepares influirá en el resultado final.

Deja un comentario

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar