10 errores que hay que evitar al hacer batidos saludables

Hacer batidos saludables no es tan difícil, una vez que se conoce el proceso básico y los ingredientes adecuados para su uso.

A pesar de esto, hay errores comunes que podrías comenter cuando preparas un batido saludable, en especial si están tratando de perder peso.

Evita estos errores y conviértete en un maestro de los batidos!

1. No añadir suficiente fibra

La fibra es lo que ayuda a sentirte lleno, y evita que los retortijones del hambre se apoderen de ti.

Sí, las frutas contienen fibra, pero no todas las frutas son buenas. Por ejemplo, la mitad de un plátano sólo contiene 1.4 g de fibra. En lugar de un plátano te aconsejo usar bayas, kiwi, pera o aguacate.

En cuanto a las verduras, intenta cambiar las espinacas por un poco de col rizada. La col rizada contiene el doble de fibra que la espinaca.

El departamento de salud de los Estados Unidos recomienda que las mujeres ingieran 25 gramos y los hombres 38 gramos de fibra por día, en comparación con el adulto típico que sólo recibe 15 gramos por día.

También puedes añadir alimentos ricos en fibra a tu batido como avena, yogur, linaza o semillas de chía.

¿Sabías que las semillas de Chía tienen unos increíbles 5.5 gramos de fibra por cucharada?

2. Falta de proteína

Si quieres evitar los aperitivos durante el día, incluye al menos 10 g de proteínas en tu batido. Por supuesto, puedes añadir algo de proteína en polvo, pero yo prefiero la proteína natural.

Puedes obtener proteínas del líquido que usas en los batidos, como la leche de soja o de vaca.

Si utilizas agua como líquido de tu batido, entonces algunas fuentes de proteínas alternativas son: nueces, mantequilla de nueces, leche de coco, avena, semillas de chía, semillas de calabaza o yogur griego.

3. Incluir demasiada fruta

Sí, las frutas contienen muchos nutrientes y fibra, pero también contienen muchas calorías. Si no tienes cuidado podrías consumir 500 calorías sin darte cuenta.

La fruta también contiene mucho azúcar natural que tu cuerpo metaboliza rápido. Dentro de una hora podrías empezar a sentir hambre de nuevo.

Asegúrate de que junto con la fruta añadas alguna forma de proteína.

4. Añadir más endulzante

Incluir una cucharada de jarabe de arce o miel en tu batido añade otras 60 calorías. Con la receta correcta obtendrás suficiente dulzura con alimentos como la fruta.

Para obtener dulzura, añade pasas, dátiles o ciruelas pasas a tu batido. También ten en cuenta las especias para añadir algo de sabor como canela o nuez moscada.

Si estás comenzando una desintoxicación con batidos, el cuerpo tardará un par de días en ajustar la falta de azúcar, pero no abandones.

5. No medir

Con demasiada frecuencia añadimos cosas sin pesarlas primero, pero al hacer esto, en realidad vas a terminar comiendo más calorías de las que necesitas.

No olvides que las calorías que no quemas, se almacenan como grasa.

6. Olvidar añadir vegetales

No sólo son fáciles de preparar, sino que además saben muy bien.

Los batidos de verduras están llenos de importantes nutrientes y son la forma más fácil de aumentar el consumo diario de verduras.

Por supuesto, puedes añadir un poco de polvo verde a tu batido, pero obtendrás muchos más nutrientes si añades verduras frescas como col rizada, espinacas o berros.

¿Sabías que el berro es el alimento más nutritivo?

Cuando hagas un batido, intenta que al menos 1/3 de los ingredientes (por tamaño) sean verduras verdes. Las espinacas funcionan muy bien en los batidos porque tienen un sabor suave y están repletas de vitaminas.

7. Usar los mismos ingredientes todos los días

Al mezclar, te aseguras de que tu cuerpo reciba todos los nutrientes que necesita. Además, cambiar los vegetales de hoja puede ayudar a prevenir la acumulación alcalina.

Varias los alimentos te asegura que te adaptarás mejor a tu nueva dieta. Si te apegas a lo mismo, te aburrirás pronto.

CONSEJO – Haz un grupo de recetas de batidos verdes que te gusten y vete cambiando entre ellas durante la semana. Tendrás cierta variedad y te permitirá usar los mismos ingredientes varias veces durante la semana para no desperdiciar los alimentos perecederos.

8. No añadir ningún líquido

Muchas personas que son nuevas en los batidos no usan suficiente líquido cuando hacen un batido. Esto hace que los ingredientes sean grumosos y puede quemar la licuadora.

La mejor forma de saber la cantidad correcta de líquido es ver un vórtice en el medio del batido cuando se está mezclando en la licuadora.

La mayoría te sugerirá que añadas agua, pero añadir cualquier líquido está bien. Lo único que te pido es que no uses jugos de fruta comprados en la tienda que están llenos de endulzantes artificiales y conservantes.

9. No comprar productos de buena calidad

Cuando se trata de comprar productos, asegúrate de optar por lo orgánico en la medida de lo posible.

Si no puedes permitirte el lujo de comprar todo orgánico, por lo menos sustituye las frutas y verduras que se sabe que tienen la mayor cantidad de pesticidas por productos orgánicos.

De esta manera no estarás consumiendo químicos que podrían ser perjudiciales para tu salud.

Incluso si compras productos orgánicos, debes lavar todos los productos antes de usarlos.

10. No leer las etiquetas

Mira las etiquetas de la leche o el líquido que vas a usar. Si no tienes cuidado puedes estar añadiendo más azúcar a tu dieta.

Esto es cierto sobre todo si usas una alternativa de leche como la leche de arroz, la leche de almendra o la leche de soja, que suelen tener versiones endulcoradas o saborizadas.

Además, algunas marcas pueden contener ciertos conservantes o agentes colorantes. Cualquiera de estos puede resultar perjudicial para la salud y los objetivos de pérdida de peso.

Es sorprendente la cantidad de calorías que estos pueden agregar a tu batido.

Deja un comentario

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar