Qué es la sal de apio y para qué sirve

El apio tiene unas pequeñas semillas que al combinarlas con sal se produce un condimento con excelente aroma, sabor y propiedades.
Este alimento se puede ligar con otros para transformarlos. Por otra parte es una manera de consumir y aportar los beneficios del apio al cuerpo, claro en pequeñas cantidades.

Si quieres comer de esta manera apio, te comentó que 100 gramos contienen 0,9 gramos de proteína, 2 gramos de fibra y 305 miligramos de potasio.

Propiedades del apio

La sal de apio podría proporcionarte beneficios siempre y cuando la consumas de forma regular con los diversos alimentos, debido a que no se agrega una alta cantidad.

En la Universidad de Singapur se realizó un estudio con animales en el que se determinó que esta planta colabora con la disminución del colesterol malo, a través de la excreción de ácidos biliares.

Uno de los aportes es que es una fuente de flavonoides, es decir fitonutrientes con una función antioxidante, desinflamatoria y que aumenta los niveles del sistema inmunológico.

El apio como otras hierbas es fuente de vitaminas y minerales. Contiene: calcio, sodio, hierro, magnesio, potasio, selenio y fósforo.

Algo por lo que recomiendo este alimento es porque aumenta los niveles de energía. Te sentirás con fuerzas y ganas para hacer distintas actividades.

Para las mujeres en especial esta hierba tiene dos funciones peculiares: disminuye los dolores menstruales y los malestares durante la menopausia.

Contiene vitamina K por lo que sirve para que la sangre no se coagule. También C y E por lo que repara los tejidos y es un gran antioxidante.

Cómo preparar la sal de apio

Esta sal se utiliza para dar sabor a cócteles, sopas, estofados, entre otras recetas.

Este condimento lo puedes encontrar en algunos mercados y comercios, pero elaborarlo en casa es sencillo y poco costoso.
Por ejemplo la de semillas de apio, solo requiere que mezcles en partes iguales las semillas y la sal.

Otra receta con la que obtienes el mismo sabor es la siguiente:

Sal de Apio

Imprimir Receta

Ingredientes

  • 250 gramos Hojas de apio
  • Sal

Elaboración paso a paso

  • Lava las hojas del apio.
  • Seca las hojas, utiliza el secador para lechuga y después una toalla de papel.
  • Deben quedar secas, sin nada de agua.
  • Coloca las hojas en una bandeja.
  • Hornea las hojas por 10 minutos a 160 °C.
  • Verifica que las hojas no se quemen.
  • Saca las hojas y pésalas.
  • La misma cantidad de hojas es la que necesitarás de sal.
  • Muele las hojas secas y mézclalas con la sal.

Cuando no consumir este tipo de sal

Este alimento es mejor no utilizarlo cuando se tenga cálculos en los riñones, tampoco en aquellos que se van a realizar cirugías, motivado a que ayuda a hacer fluir la sangre y podría provocar hemorragias durante el proceso.

Como se indicó antes este producto contiene vitamina K, por lo que las personas que toman anticoagulante que incluyen dicha vitamina no deberían emplear la sal de apio.

No se recomienda para mujeres embarazadas, esta puede provocar contracciones y llevar a abortos.

Recuerda que cualquier tipo de sal debe consumirse con moderación, esta puede causar problemas arteriales.

Deja un comentario

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar
Privacy Policy