Cómo preparar sopa de apio y cebolla

Hay muchos alimentos que sirven como diuréticos y son ideales para liberar toxinas. En este artículo te comentaré acerca de la cebolla y el apio.

A nuestro cuerpo día a día lo llenamos con diferentes elementos dañinos, lo hacemos al alimentarnos con productos inadecuados, al respirar cuando estamos en lugares contaminados o fumamos.

El apio tiene propiedades diuréticas, al tomarlo o comerlo de manera frecuente hará un efecto de estimulación de la orina, así podrás desechar todas las toxinas acumuladas.

Por otra parte la cebolla es un alimento increíble, posee una variedad de propiedades y una de ellas es la diurética. Esta favorece la actividad de los riñones, los cuales filtran los residuos de la orina.

Sopa de apio y cebolla

Imprimir Receta

Ingredientes

  • 1 Cebolla Grande
  • 1 Paquete de apio de 6 tallos
  • 3 tazas Agua
  • 1 Rama de perejil fresco
  • Sal al gusto

Elaboración paso a paso

  • Lava y corta el apio en trozos.
  • Corta en rodajas delgadas la cebolla.
  • Corta el perejil muy pequeño.
  • En una cacerola, agrega el agua, después el apio, la cebolla y el perejil.
  • Colócala a fuego medio, tapada por un tiempo aproximado de 40 a 50 minutos.
  • Añade sal al gusto.
  • Baja la cacerola del fuego y sírvela caliente.

Propiedades de la cebolla

La cebolla tiene muchos beneficios, entre ellos gran cantidad de vitaminas y minerales.

Este alimento aporta parte del complejo B, lo que aumenta la formación de anticuerpos, de los glóbulos rojos y blancos. También proporciona vitamina E, así que protege a las células de los radicales libres.

Con relación a los minerales, te comento que provee al organismo de potasio, calcio, sodio, fósforo, magnesio y azufre.

Este bulbo es capaz de ayudar con varias dolencias como: la gota, la hiperuricemia, los cálculos renales, la hipertensión arterial y la retención de líquido.

Uno de los mayores usos que se le da a la cebolla es como expectorante, porque contiene alicina, un compuesto que produce el sabor picante y el olor que nos hace llorar.

Propiedades del apio

En la Universidad Hallam, del Reino Unido, llevaron a cabo una investigación sobre el apio, llegando a encontrar que tiene un efecto antibacteriano.

El apio es rico en calcio, sodio, hierro, magnesio, potasio, selenio y fósforo.

Esta hierba sirve para:

  • Mejorar la circulación.
  • Disminuir el colesterol malo.
  • Eliminar el acné.
  • Fortalecer los huesos.
  • Estimular el sueño.
  • Oxigenar el cuerpo.

Además el apio contiene vitamina B1, B2, B9, C y E. Todas estas ayudan a la concentración, la obtención de energía; la absorción de carbohidratos, proteínas, grasas; la producción de anticuerpos; la reparación de los tejidos y la absorción de hierro.

Por todo esto te aconsejo el consumo frecuente del apio y de la cebolla. La sopa es una forma de comerlas en invierno para calentarte y conseguir todos sus aportes, pero en verano lo puedes hacer en ensaladas y zumos, se usa como complemento de asados y estofados.

Deja un comentario

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar