Cómo hacer garbanzos con espinacas y bacalao

Este es un plato con mucha tradición en nuestra tierra. Aunque es típico de la Pascua, en la actualidad se consume en cualquier momento del año. Cada familia lo prepara de acuerdo con sus gustos y costumbres gastronómicas. En mi familia lo preparamos de una forma más caldosa y nos gusta añadir huevo.

En este artículo te enseñaré a preparar un delicioso plato de garbanzos, espinacas y bacalao con el que te vas a chupar los dedos.

Cómo hacer garbanzos con espinacas y bacalao

Imprimir Receta

Ingredientes

  • 400 gr de garbanzos cocidos
  • 400 gr de bacalao
  • 200 gr de espinacas frescas
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 1 tomate grande
  • 2 hojas de laurel secas
  • 2 huevos cocidos
  • 1/2 cda de comino en polvo
  • 2 cda de aceite de oliva virgen extra
  • 300 ml de agua
  • Sal al gusto

Elaboración paso a paso

  • Pela y corta la cebolla y el ajo. Pela también el tomate y córtalo cuidando de no desperdiciar su jugo.
  • Pon una olla con 2 cucharadas de aceite a fuego medio-bajo. Cuando esté caliente saltea la cebolla y el ajo con una pizca de sal. Después añade el tomate y su jugo.
  • Mientras se evapora el agua, corta el bacalao en cuadros sin retirar la piel (así queda con más sabor el guiso).
  • Incorpora el bacalao junto con las hojas de laurel ala olla y sube el fuego. Cocina por un minuto dando una que otra vuelta al bacalao.
  • Añade los garbanzos cocidos y el comino según tu gusto. Incorpora el agua y deja que hierva.
  • Por último, lava las espinacas y añade a la mezcla. Deja hervir por un minuto más. Después apaga el fuego y deja reposar por algunos minutos.
  • Sirve este potaje en un plato hondo y decora con los huevos cocidos cortados en trozos y un hilo de aceite de oliva.

Notas

Para mejores resultados pon los garbanzos en remojo el día anterior a la preparación. Al día siguiente cambia el agua y pon a cocinar hasta que estén blandos.
Si quieres preparar un potaje express utiliza garbanzos ya cocidos para que te saltes el tiempo de preparación de los mismos.

Propiedades de los garbanzos con bacalao y espinacas

Esta receta también conocida como potaje de vigilia o de cuaresma destaca por sus innumerables propiedades.

El garbanzo es una fuente de hidratos de carbono de asimilación lenta. Esto evita el desequilibrio en los niveles de glucosa y permite al organismo generar energía constante.

Además, es muy pobre en grasas saturadas y al mismo tiempo alto en proteínas y rico en fibra. Así que contribuye a regular el colesterol y mejorar el tránsito intestinal.

Por su parte el bacalao es un pescado muy bajo en grasa. Por lo tanto, es ideal para mantener un peso saludable. También ofrece un gran aporte de omega 3 lo que contribuye a bajar los niveles de grasa y mantener el organismo sano.

Este es un plato que no necesita ser acompañado con nada más y su consumo te dejará saciado por mucho más tiempo.

No dejes de preparar esta rica y nutritiva receta, legado de nuestra tradición y gastronomía.

Deja un comentario

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar